Bosques mas extraños del Mundo

martes, 26 de noviembre de 2013
Lo no convencional es el denominador común de este listado de rincones naturales llenos de extravagancia y leyenda.

Aunque los amantes del turismo verde se sentirán cómodos en cualquiera de estos, los visitantes de estos parajes estarán más motivados por la curiosidad y el gusto hacia lo extraño. Árboles con formas inusuales, improvisadas galerías de arte, historias de fantasmas, paisajes de cuento… Conozca cuáles son los bosques más extraños del mundo. ABC.ES



Crooked forest (Polonia)


La sinuosa curva, de origen desconocido, que tienen estos pinos da nombre a este singular bosque. Este impresionante lugar está en el municipio de Nowe Czarnowo, al noroeste de Polonia, muy cerca de la frontera con Alemania. Aunque la mayoría de esos árboles crecen rectos, hay un grupo plantado en la década de los años 30, que son 400 ejemplares aproximadamente, que parecen describir una hoz en su base. Las explicaciones a este curioso fenómeno son dos: la primera dice que el peso de la nieve provoca esa forma y la segunda es que las personas, con técnicas genéticas, los modificaron.



Aokigahara (Japón)
En las cercanías del monte Fuji hay un bosque tristemente conocido. Aunque su vegetación es fascinante, su fama atiende a razones macabras. Es un lugar muy popular entre los japoneses para acabar con su vida, por eso lo llamaron ‘El bosque de los suicidios’. Dentro de esta zona, de 35 kilómetros cuadrados, hay cuevas de hielo y senderos tranquilos, pero su leyenda negra es lo que predomina en la mente colectiva. Debido a su vasta extensión, las personas suelen perderse en él para dar el adiós definitivo al mundo que les rodea cuando no encuentran otra salida. Las autoridades locales hacen batidas cada año para recoger los cuerpos y colocan carteles aconsejando a los potenciales suicidas a pedir ayuda. La ausencia de fauna crea una atmósfera silenciosa y el nulo funcionamiento de los sistemas de geoposicionamiento no hace más que aumentar su carácter encantado.



Oma (España)


Usar el bosque como lienzo fue la intención del artista vizcaíno Agustín Ibarrola en este rincón de Kortezubi. Al observar determinados conjuntos de árboles desde diferentes puntos, estos actúan como un cuadro que muestra figuras geométricas. Fue creado entre 1982 y 1985. Debido al deterioro natural tanto de los árboles como de la pintura, algunas de las composiciones se están perdiendo. La buena noticia es que la Diputación Floral de Vizcaya ha puesto en marcha un plan de restauración. Los trabajos se desarrollarán hasta 2015.


La avenida de los baobabs (Madagascar)


Aunque no es un bosque en el sentido estricto del término, el paisaje que dibujan los árboles que forman este sendero merece ser incluido en esta lista. El porte de los baobabs (árbol con forma de botella) a ambos lados del camino que une las poblaciones de Morondava y Belon’i Tsiribihina sirve de imán turístico. Los 30 metros de altura que alcanzan estos ejemplares y sus más de 800 años de antigüedad son alicientes para los enamorados de la belleza natural.



El bosque de bambú de Sagano (Japón)
En las afueras de Kioto se encuentra el distrito de Arashiyama, un lugar apartado del bullicio del centro, pero que atrae a muchos turistas, sobre todo, durante la temporada de los cerezos en flor o cuando llega el otoño. Además, de este espectáculo de color, en la zona de Sagano existen unas arboledas de bambú de hasta 20 metros de altura que resultan hipnóticas. Su disfrute fue, durante mucho tiempo, un privilegio reservado a la aristocracia.

Fuente: lahora.com.ec

1 comentarios:

  1. Anónimo dijo...:

    que preciosidad.Buena pagina

Publicar un comentario en la entrada