Lugares Mas Misteriosos del Mundo

miércoles, 28 de agosto de 2013
El mundo está lleno de misterios que nunca comprenderemos pero que son irresistibles. Desde los gigantes de piedra de Isla de Pascua al territorio del misterioso Yeti o a las líneas de Nazca, este es un viaje por algunos de los lugares más indescifrables del planeta, entre posibles extraterrestres y enigmáticas civilizaciones del pasado.
A continuación el ranking consignado por El País:
1. Las huellas del Yeti
HIMALAYA, NEPAL
A lo largo de la historia ha recibido muchos nombres pero en cualquier parte del mundo podemos encontrar historias sobre una criatura parecida a un gran simio humano.
Concretamente la leyenda del Yeti procede del Himalaya y llegó a Occidente a principios del siglo XX. El máximo interés se despertó en la década de 1950, a medida que se conquistaban las montañas del Himalaya.
Las fotografías de unas supuestas huellas tomadas por Eric Shipton en 1951 avivaron el interés, y Edmund Hillary y Tenzing Norgay también aseguraron haber encontrado pisadas de gran tamaño en su ascensión al Everest en 1953.
La región de Rolwaling parece ser el corazón de las apariciones, seguida de cerca por la de Khumbu.
Un cartel en el monasterio de Khumjung esboza los distintos tipos de yeti: el dre-ma y el tel-ma, parecidos al mono, son mensajeros de la calamidad, mientrás que el chu-ti anda a cuatro patas y caza cabras, ovejas y yaks. El peor de todos es el mi-te, devorador de hombres y con muy mal genio. El viajero está avisado.
El museo International Mountain Museum, en la ciudad nepalí de Pokhara, posee una exposición sobre esta curiosa criatura.
2. Los guardianes gigantes del Pacífico
ISLA DE PASCUA, CHILE
Para ser un islote (o casi) situado en medio de un gran océano, la isla de Pascua causó una gran impresión en la psicología viajera.
Las imágenes de sus moáis de piedra son famosas en todo el mundo, pero lo que aún no se sabe es cómo y por qué se alzan en su costa. Si la tarea de transportar estas cabezas de 85 toneladas (cada una) desde la cantera de Rano Raraku, en el interior de la isla, donde se tallaron, intimida incluso hoy, podemos imaginar lo que suponía en siglos anteriores.
La pregunta es siempre la misma: ¿Cómo se las arreglaron los habitantes de una de las comunidades más aisladas del mundo para levantar semejantes moles de piedra? Sigue siendo un misterio.
Para ver una buena hilera de estatuas, es preciso dirigirse a Ahu Tongariki, con 15 moáis. Cuando el sol se asoma en el horizonte, las figuras adquieren un profundo e impresionante resplandor dorado.
Sin embargo, el "semillero" está en Rano Raraku, un volcán extinto que era la cantera de roca volcánica donde se tallaban los moáis. Se puede paser entre estatuas inacabadas en distintas fases de elaboración, en la ladera sur del volcán.
3. ¿Campesinos extraterrestes?
LOS CÍRCULOS DE AVEBURY, REINO UNIDO
Los llamados "crop circles" o círculos en las cosechas son uno de los fenómenos más extraños del planeta. Hayan sido creados por lugareños, por fenómenos climáticos o por extraterrestres de mentes geométricas, estos círculos resultan intrigantes desde que comenzaron a aparecer a finales de la década de 1970.
Estos "patrones" tienen su hogar espiritual en la población de Avebury (Wiltshire), que casualmente también es famosa por sus círculos de piedras de más de 5000 años de antigüedad, declarados Patrimonio de la Humanidad e igualmente misteriosos, que se atribuyen a los druidas.
Por su enorme tamaño, se cree que era el lugar sagrado más importante de toda gran Bretaña o tal vez de todo el continente.
Para experimentar encuentros "extraterrestres" en medio de la cebada, varias empresas ofrecen circuitos. También se puede conocer a los "croppies" (cosechadores) en su taberna preferida, la Barge Inn, en la población de Honeystreet.
Avebury está ubicado a 130 kilómetros al oeste de Londres; llegan al lugar micros desde las poblaciones cercanas de Salisbury, Swindon y Devizes.
4. La Atlántida japonesa
YONAGUNI-JIMA, JAPÓN
La isla habitada más occidental de Japón entró en el mapa de los misterios a mediados de la década de 1980, cuando unos buceadores descubrieron una especie de ruinas submarinas, con rocas que mostraban superficies lisas, líneas y ángulos rectos.
La conclusión fue que eran obra del ser humano: la Atlántida japonesa. Hoy, el debate continúa sobre si las rocas forman parte de una estructura humana antigua o se trata de una formación natural "tipo Lego".
Sea como fuere, Yonaguni se convirtió en uno de los mejores destinos submarinistas de Japón.
Hay disponibles vuelos a Yonaguni-jima desde Naha, además de dos ferries por semana desde la isla de Ishigaki.
5. Misterios sólo a vista de pájaro
LÍNEAS DE NAZCA, PERÚ
Es la clase de yacimiento arqueológico que nadie podría inventar. Colibríes, monos, arañas y otras figuras gigantes, todo grabado hace 2000 años en el desierto peruano.
Pero lo más misterioso es que no pueden verse desde el suelo. ¿Obra de extraterrestres? ¿Trazos de aeronautas prehistóricos? ¿Un inmenso mapa astronómico? Ninguna explicación sobre estos gigantescos petroglifos del sur de Perú coincide.
Su misterio atrajo a visitantes desde la década de 1940, cuando la arqueóloga alemana María Reiche comenzó a estudiarlas. Dedicó a ello la mitad de su vida, pero ni Reiche ni ningún arqueólogo posterior consiguió descifrar este conjunto de 800 geoglifos, formas, líneas rectas y dibujos en la llanura.
A nivel del suelo, la zona tiene el aspecto de un tramo anodino de tierra rojiza. Pero, cuando una avioneta alza el vuelo, las enormes figuras de una ballena, un cóndor y un pelícano se despliegan ante los ojos de los pasajeros. Hay varios museos en Nazca que intentan ofrecer alguna información sobre el tema (Museo María Reiche, Planetario María Reiche y Museo Didáctico Antonini).
Las líneas están en el desierto, 20 kilómetro al norte de Nazca y hay que verlas desde el aire (aunque hay un mirador en la Carretera Panamericana Sur que ofrece una vista oblicua de algunas figuras).
Los vuelos sobre las Líneas de Nazca despegan desde Nazca. Para llegar allí hay muchos circuitos organizados, pero también hay micros a dicha población desde Lima y Arequipa.
6. Ceremonias y sacrificios entre monolitos
STONEHENGE, REINO UNIDO
Es sin duda uno de los yacimientos prehistóricos más relevantes. El venerable anillo de piedras monolíticas de Stonhenge lleva 5000 años atrayendo a peregrinos, poetas y filósofos.
Se trata de un lugar místico y etéreo, un evocador eco del pasado olvidado de Gran Bretaña, recordatorio de una civilización perdida que recorrió las numerosas avenidas ceremoniales que surcaban la llanura de Salisbury.
Aunque son innumerables las teorías sobre su función (desde centro de sacrificio a reloj celestial), la verdad es que nadie sabe a ciencia cierta qué llevó a aquella gente a emplear tanto tiempo y esfuerzo en su construcción.
Stonehenge está a 17 km de la ciudad de Salisbury; el colectivo número 3 lleva hasta él desde la estación de Salisbury.
7. El misterio del solsticio de invierno
NEWGRANGE, IRLANDA
Desde la superficie, Newgrange es solo un túmulo aplastado de unos 80 metros de diámetro y 13 metros de alto. Pero dentro alberga uno de los yacimientos prehistóricos más extraordinarios de Europa, de hacia el 3200 a.C. (unos seis siglos anterior a las pirámides egipcias) la mayor tumba de corredor de la Edad de Piedra en Irlanda.
Está en el Condado de Meath, el llamado "Reino Medio", al norte de Dublín. El propósito del túmulo de Newgrange sigue siendo desconocido. Hay quien apunta que podría ser un cementerio de reyes o un lugar para celebrar rituales, pero el alineamiento con el sol durante el solsticio de invierno sugiere una función de calendario.
A las 8:20 en punto del solsticio de invierno (19-23 de diciembre), los rayos del sol naciente iluminan la hendidura que hay sobre la entrada, avanzan lentamente a través del largo pasillo e inundan de luz la cámara funeraria durante 17 minutos.
Con cada grupo que visita el montículo se simula un amanecer. Para visitar Newgrange durante el solsticio de invierno hay que participar en un sorteo que se celebra el 30 de septiembre. Más detalles en www.newgrange.com/solstice-lottery.htm.
8. La guarida de los extraterrestres
ROSWELL, NUEVO MÉXICO, EE.UU.

En 1947, en un rancho cercano a la población de Roswell, algo chocó contra la tierra. Nadie le habría dado mayor importancia si los militares no hubieran puesto tanto empeño en silenciar el hecho, lo que, para algunos, dejaba claro el asunto: los extraterrestres habían llegado.
Desde entonces, la curiosidad internacional y la ingenuidad local transformaron a Roswell en una guarida de extraterrestres. Unas bulbosas cabezas blancas brillan sobre las farolas del centro, y en julio se celebra un festival UFO con un desfile de disfraces de extraterrestres, discursos de invitados y conciertos. También está el International UFO Museum y el Research Center, de visita obligada para crédulos y coleccionistas de lo kitsch.
9. Nessie, un monstruo muy familiar
LAGO NESS, ESCOCIA
En principio es sólo un lago grande cerca de la cabecera de las Highlands escocesas, pero, en cuanto a historias y leyendas, podría tratarse de un océano.
Como es bien sabido, se cuenta que el Loch Ness es el hogar de un "monstruo", conocido cariñosamente como Nessie, una criatura con aspecto de dinosaurio que aparece estelarmente de tarde en tarde.
Las historias de una criatura acuática llevaban siglos circulando, pero en 1934 la fotografía de un largo cuello y una cabeza renovó el interés por Nessie. Desde entonces, el lago no deja de atraer a los visitantes de todo el mundo.
Loch Ness se extiende entre Inverness y Fort Augustus y el circuito completo alrededor del lago abarca unos 112 kilómetros.
La ciudad de Inverness, situada al norte del lago, es la mejor base para visitar al monstruo. Drumnadrochit es la población cercana al lago, donde la locura por Nessie invade todas sus calles en forma de tiendas de regalos repletas de peluches, y dos centros de exposición sobre el tema.
Hay cruceros de una hora para buscar al monstruo y cámaras subacuáticas, que zarpan de Drumnadrochit cada hora, todos los días de 9 a 18 horas.
10. De turismo con los alienígenas
ÁREA 51, NEVADA, EE.UU.
Imán para los extraterrestres y sus cazadores, se supone que esta base militar, parte de la Nellis Air Force Base, fue desde los cincuenta una zona de confinamiento para los ovnis capturados, incluidos los alienígenas de Roswell.
Tan extendida estaba esta creencia que la ruta de acceso, la Highway 375 se conoce como la Extraterrestrial Highway. Sin embargo, a mediados de julio de 2013, la CIA, que siempre había negado su existencia, reconoció que el Área 51 no solo existe, sino que se creó en plena Guerra Fría para desarrollar aviones espía.
Sin embargo, la desclasificación de los documentos secretos de la central de inteligencia no hicieron desistir a los amantes del misterio.

Fuente: iprofesional.com

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada